alquiler turistico

Alquiler turístico, ¿ha llegado a su fin?

El alquiler turístico está en el ojo del huracán, antes de fin de año podrían desaparecer el 95% de los alquileres vacacionales.

La proliferación de viviendas para alquiler vacacional, el boom turístico y la economía colaborativa han generado un cóctel explosivo en el mercado inmobiliario español.

Los apartamentos vacacionales han experimentado tal crecimiento, que están consiguiendo vaciar el centro de las grandes ciudades.

Plataformas de alquiler como Booking, Arbnb o Homeaway han contribuido a inflar los precios del alquiler y están causando estragos en el centro de las ciudades. Y es que hay que reconocer que las viviendas de uso vacacional han tenido un impacto importante en la subida de los precios del alquiler.

Las autoridades, conscientes de la situación, han decidido poner freno a la gentrificación producida por el alquiler turístico: es decir, la paulatina salida de los barrios más céntricos de las clases medias y de los jóvenes por el encarecimiento de la vivienda.

En los últimos meses, diferentes Ayuntamientos están legislando esta actividad mediante una serie de medidas que tienen por objetivo regular los alquileres turísticos y frenar las subidas desmesuradas de los precios.

Aunque Madrid aún no ha cerrado todavía su plan para regular el alquiler turístico, se han filtrado los primeros datos.

Medidas 

El gobierno analizará una reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos para acotar la definición de arrendamiento de temporada, vinculándolo a la legislación turística de cada CC.AA.

Actualmente, a la hora de arrendar una vivienda, con la Ley 4/2013, de Flexibilización y Fomento del Mercado del Alquiler, en principio, existen tres opciones:

  • Arrendamiento de vivienda como residencia habitual.
  •  Arrendamiento de vivienda por temporada.
  • Arrendamiento de vivienda para uso turístico.

Otra de las medidas planteadas es dividir la ciudad en cuatro áreas.

  • El Área 1 correspondería al distrito de Centro.
  • El Área 2 afectaría a los distritos de Chamberí, Arganzuela, parte de los distritos de Salamanca y Retiro, y el barrio de Argüelles.
  • El Área 3 sería el resto de la almendra central y zonas de Puerta del Ángel, Príncipe Pío y Chamartín.
  • Al Área 4 pertenecería el resto de la ciudad de Madrid.

Las exigencias para las viviendas turísticas en la almendra central serán «mucho más estrictas» y se harán «más laxas» a medida que los inmuebles estén situados más lejos del centro.

El plan pretende a su vez hacer frente al acoso inmobiliario en edificios residenciales, con medidas como la prohibición total de cambio de uso residencial a terciario en las zonas 1 y 2, que reducirán los incentivos de los propietarios de edificios para echar a los residentes.

Se podrá expulsar a los vecinos de los bloques, pero tendrán que mantener el uso residencial y destinarlo al alquiler estable y no vacacional.

También se esta planteando contemplar que las viviendas y apartamentos destinados a uso turístico que sean alquilados durante más de 90 días, se integren dentro del uso terciario hotelero, con lo cual, se requeriría una licencia urbanística.

Si somos los propietarios y residentes habituales en la vivienda que alquilemos, tendremos un plazo máximo de 90 días al año en el que podremos alquilarla, en estos casos, no se considerarán apartamentos turísticos y si se podrán alquilar en el centro de la ciudad.

Las licencias solo se darán a aquellas viviendas que cuenten con una entrada directa desde la calle y necesitarán el permiso de la comunidad de propietarios.

Es decir, se vetarán aquellas a las que haya que acceder por el portal. Estas medidas afectarían al 95% de las actuales viviendas turísticas del centro de la capital, según estimaciones oficiales del Ayuntamiento.

Lo más llamativo es la prohibición del mismo en el centro histórico de la ciudad. Esto conllevaría que en los distritos Centro, Chamberí, Salamanca, Retiro y Arganzuela no habría apenas alojamientos de este tipo.

Antes de final de año sabremos definitivamente que medidas se implementarán a partir de 2019.

Yo personalmente, me alegro de que regule el tema de los alquileres vacacionales, principalmente para proteger a los residentes de las zonas más céntricas de la capital, pero también de cara al boom turístico.

No olvidemos que el turismo es de vital importancia para la economía española. Madrid está de moda, cada vez llegan más visitantes y creo que es de vital importancia que demos una imagen de calidad, que los visitantes se sientan a gusto y quieran repetir.

Os mantendré informados de cualquier novedad.

 

 

Beatriz Fernández Portinari

Estoy aquí para ayudarte a vender o alquilar tus propiedades inmobiliarias. De forma rápida, cómoda y con total transparencia. ¿Hablamos?

No Comments

Post a Comment