ebeka blog

Tener un piso vacío te puede costar 10.000€ al año

Descubre cuanto dinero puedes llegar a perder manteniendo un piso vacío, y que puedes hacer para solucionarlo.

Uno de los dolores de cabeza de las personas que tienen un piso vacío es pensar si alquilan o no alquilan.

Cuesta decidirse cuando uno se hace preguntas del tipo: ¿y si me destrozan la casa? ¿qué pasa si cambio de idea y lo quiero vender? Son algunos de los pensamientos típicos de los propietarios.

Personalmente, con el tiempo y la experiencia me he dado cuenta de que estos pensamientos son completamente infundados.

La probabilidad de que te encuentres con un inquilino que de problemas es de 1 entre 100.

La mayoría de los miedos y preocupaciones de los propietarios que mantienen un piso vacío se basan en opiniones o experiencias de terceros, y en la falta de asesoramiento profesional.

Al final, el miedo y las dudas te hacen perder dinero.

A fecha de hoy, una vivienda alquilada te puede dejar un beneficio de más de 9.780 euros anuales, un 15% más que el 2017.

Los propietarios de viviendas vacías en Madrid, País Vasco, Baleares y Comunidad Valenciana, son los que más beneficio anual podrían sacar de sus viviendas vacías, teniendo en cuenta la demanda y los continuos incrementos que se están experimentando en los alquileres.

Mi opinión como profesional es la siguiente:

Es mejor un inquilino barato que tener el piso vacío  

piso vacio

Fotografía: Sejkko

Aunque algunos caseros no lo venlas cuentas son sencillas, si alguien tiene una vivienda en alquiler por 1.000 euros y tarda un año en alquilarla, aunque tenga ofertas por 850 euros, dejará de ingresar 10.200 euros en un año.

Si pasado ese tiempo, encuentra alguien que le pague 1.000 euros mensuales, tardará más de 5 años en recuperar esa diferencia de dinero que dejó de ingresar (10.200 euros) por no aceptar una oferta menor de 150 euros al mes. Y es que cuando se habla de alquiler, lo más importante es tener la casa alquilada para que genere ingresos y no gastos.

No es solo lo que dejas de ingresar, a esa cantidad le tienes que añadir lo que te cuesta mantener tu vivienda vacía.

Gastos fijos ineludibles de los inmuebles vacíos

Como propietario de un piso, no puedes eludir el pago de diferentes impuestos que están vinculados a los bienes inmuebles:

La comunidad de propietarios:

Hay que tener en cuenta las derramas y gastos extraordinarios o reparar averías, pueden aumentar la cuota mensual y hay que pagar, como el resto de vecinos, aunque no se resida en el inmueble. Además de los gastos de comunidad.

El IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles):

Es el segundo recibo más importante en cuantía para los dueños de una casa.

El IBI se sitúa entre el 0,4% y el 1,10% del valor catastral de la vivienda, por lo que el desembolso medio por propietario es de 500 euros al año, sin tener en cuenta garajes ni trasteros. Si la casa dispone de añadidos, el coste puede aumentar en unos 120 euros más.

A todo ello, se une la tasa de basuras, que se ha introducido en numerosos municipios y que supone un desembolso medio de 40 euros al año.

El seguro del hogar:

Más de un 85% de las viviendas que hay en España cuentan con un seguro del hogar. Según lo que se quiera asegurar de la casa (continente o contenido) y de la compañía con la que se suscriba el seguro, el gasto varía. Sin embargo, para pisos vacíos, lo habitual es contratar la cobertura mínima, que ronda 200 euros.

Gastos de mantenimiento

En este sentido, los gastos de mantenimiento de un inmueble, aunque permanezca cerrado, son a menudo superiores a los de cualquier otro activo financiero. De hecho, los pagos de la luz, el gas, el agua e, incluso en algunos casos, del teléfono suponen un desembolso que puede descalabrar el presupuesto familiar.

Aunque la opción más lógica, cuando se tiene una vivienda sin habitar, es dar de baja todos los servicios y suministros, si se mantienen en alta, hay que abonar al menos los consumos mínimos establecidos por las compañías suministradoras.

Cuando se prevé que un inmueble estará deshabitado durante un año o menos, no conviene rescindir los suministros.

De cualquier forma, si se prevé que una casa estará deshabitada durante un corto espacio de tiempo (un año o menos), no conviene rescindir los suministros, ya que volver a contratarlos no es un proceso gratuito. Además del pago por el reenganche, hay que aportar fotocopia del DNI, fotocopia del documento que acredite el derecho a ocupar la finca (escritura de propiedad, contrato de arrendamiento, etc.), el Boletín de instalaciones interiores (expedido por un instalador autorizado), los datos bancarios si se desea domiciliar las facturas, etc.

Todo esto supone una serie de trámites que implican un gasto de tiempo y de dinero. Por su parte, conservar el coste mínimo de todos los suministros básicos en una vivienda vacía puede ascender a unos 450 euros al año.

Qué suministros pueden darse de baja en casas deshabitadas:

Electricidad:

No conviene prescindir del suministro eléctrico, aunque el piso permanezca cerrado durante un largo periodo de tiempo, pues, al contratarlo de nuevo, las empresas proveedoras siempre pueden encontrar la instalación anticuada y la cantidad que habría que pagar en concepto de reenganche ascendería bastante.

Tener el agua caliente, la calefacción y la cocina mediante electricidad ayuda a ahorrar, ya que con una sola factura se cubren varios suministros del hogar (luz, agua caliente, cocina y calefacción). Si el inmueble estará vacío durante un tiempo prolongado, lo que se puede hacer es modificar la potencia de electricidad contratada bajándola hasta límites mínimos.

Gas:

El derecho de enganche es el importe que se abona por acoplar la instalación receptora a la red de la empresa distribuidora. La cuota de enganche vigente para el suministro de gas es de unos 70 euros.

En el caso de reenganche al suministro, el importe que hay que abonar es el doble de la cuota de enganche, lo que supone alrededor de 140 euros (IVA incluido). También debe pagarse cuando se reanuda el suministro tras un corte por impago.

Sin embargo, hay que tener precaución, pues la empresa distribuidora puede negarse a efectuar el suministro, cuando las instalaciones del solicitante no cumplen las condiciones técnicas y de seguridad reglamentaria o el consumidor ha sido declarado deudor por sentencia judicial firme de cualquier empresa distribuidora.

Calefacción:

En España hay casi dos millones de familias en edificios con calefacción central. La calefacción comunitaria es muy ventajosa para ahorrar dinero si se reside en el inmueble, pero si no se vive en la casa, se está pagando por algo que no se disfruta. Así, cuando la calefacción es centralizada, aunque la vivienda esté vacía, hay que seguir pagando la cuota.

Conclusión: hoy en día puedes poner tu vivienda en alquiler de forma segura y cómoda, además de generar ingresos extras que pueden suponer una gran diferencia en tu economía.

Para más inri, el Ministerio de Fomento está trabajando en un conjunto de medidas para promover la oferta de pisos en alquiler que gira en torno a diversos cambios fiscales.

Aquí tienes un avance de la nueva normativa: ¿ Están planteando penalizar a los dueños de viviendas sin ocupar ?

Ahora te toca a ti sacar la calculadora y echar cuentas de cuánto dinero te está costando mantener ese piso vacío.

Y si crees que ha llegado el momento de poner tu piso en alquiler, y te surge alguna duda, no te cortes y pregúntame lo que necesites, estaré encantada de echarte una mano.

Más artículos sobre el tema:

5 Técnicas profesionales para vender o alquilar tu casa

Nueva Ley Hipotecaria: Lo que todo el mundo debe saber.

Beatriz Fernández Portinari

Estoy aquí para ayudarte a vender o alquilar tus propiedades inmobiliarias. De forma rápida, cómoda y con total transparencia. ¿Hablamos?

No Comments

Post a Comment